Posts Tagged ‘oración’

De la Cama al Servicio.

marzo 19, 2016

 

“Enero y febrero: desviejadero,  ¡ Viviré un año mas!”

Era lo que mi abuela decía cada año,  y ansiosa, esperaba la llegada de la primavera. Aunque consciente de que Matusalén  murió por la ley de la grave-edad , mi abue con sus mas de 80 años lo celebraba por todo lo alto y es que bien se sabe  que en los meses de frío intenso los catarros pueden llevar a los ancianos a “pasar a mejor vida.” Esa era, en parte, la razón por la cual ella era un experta en temas de remedios caseros para aliviar el catarro y las friebres.

En cuanto a como contrarrestar la fiebre mi abuela echaba mano de dos  procedimientos básicos: Refrescarse y sudar.  Refrescarse, al tomar un baño con agua tibia para ayudar a bajar el calor corporal así como la alternancia de trapos húmedos  y fríos en la nuca y frente. Sudar, con una taza caliente de té de jengibre o con un caldo colorado bien picante por aquello de las bondades de la capsaicina. Pero cuando ella era la enferma, la situación era de lamentarse porque con fiebre y todo tenía ella misma que aplicarse los remedios y a su edad era super complicado caminar hasta la cocina para prepararse al menos el té. Y aunque la cocina era lo suyo, alguna vez la escuché quejarse por teléfono  “Me siento tan mal que quisiera tener la cama cerca de la estufa”20160319_214636_001-1

Ya sé que estarás pensando lo mismo que yo: ¿Por qué no me se ocurrió a mi antes?,  y es que a todas en algun momento de nuestra vida, especialmente si tenemos hijos pequeños y estamos enfermas, cansadas y sin dinero quisieramos solamente alargar la mano y hacer de comer desde la cama, ¿No es cieto?  Es mas, desde este foro  le ofrezco  a nuestros amigos arquitectos que me honran al leer este humilde blog la idea de una cama secreta en la cocina; no sé, en alguna alacena, detrás de la puerta o ya de plano debajo de los anaqueles para ser usada en estos casos.

Lo cierto es que para algunas de nosotras,  la casa y sobre todo la cocina,  se ven aun mas afectadas cuando estamos enfermas y por poco que hagamos la casa no funciona igual.

En la escritura encontramos a una mujer que tiene fiebre y que es sanada por Jesus mismo (Mateo 8:14-18).  Ella era la suegra de Pedro y el milagro de su recuperación se  describe – aunque brevemente- en tres evangelios.

El evangelio de San Marcos y el de San Lucas nos dicen que después de salir de la sinagoga Jesus fue a casa de Pedro, al parecer para tomar un descanso. Al entrar a la casa Jesus ve a la suegra de Pedro postrada en cama. Entonces Jesus se acerca, le informan que tiene fiebre y le ruegan que la sane.

Algunos comentaristas nos dicen que probablemente se trataba de fiebre de Malta o incluso de Malaria tan común en aquellos tiempos. Sin embargo, algunos otros nos indican que podría haberse  tratado de algo diferente ya que la palabra usada por Jesus al reprender la enfermedad es la misma que se usó para reprender un mal espíritu. Interesante,¿No?

Normalmente, la fiebre indica que el cuerpo se encuentra luchando contra alguna infección. Pero también, puede ser el resultado de preocupaciones, temores y ansiedades. De este modo cuando algo se encuentra oculto y no podemos o no queremos decirlo, nuestro cuerpo puede expresarlo también asi.

¿Sería esa la razón por la cual Jesus le toca las manos y no la frente o la cabeza? ¿La fiebre sería un indicativo de que algo le molestaba? ¿Acaso tendría ella algun problema con el servicio a sus semejantes? Recordemos que en ningun momento se nos dice que ella se encuentra grave. Es mas, ella no pide ser sanada. Jesus es quien la ve al entrar a la casa  y se acerca a ella.

Si ese fuera el caso, quiero decir que en mas de alguna ocasión creo haberme sentido como la suegra de Pedro: “¡Me voy a acostar, me siento mal y háganle como quieran!” También, debo decir que he pasado por  momentos en los que he creído tener razones suficientes para ir a la cama con tremenda fiebre y no servirle a mi Señor. Pero los años y la fidelidad de Dios me han enseñado que en el servicio siempre encontrarás tropiezos, desiluciones, injusticias y  gente que no ayuda. Que por momentos sentirás que tu eres el único ser en el planeta que carga con todo. Y en parte se debe al hecho de que hay congregaciones en las que en lugar de bancas hay camas- imaginariamente hablando,¡ Claro!- Todo mundo tiene fiebre y solo unos pocos son los que sirven.

Sin embargo, recordemos que Jesus tocó sus manos y se levantó  a servir.

¿Cómo o qué le sirvió a Jesus y sus discípulos cuando fue sanada? No lo sabemos. Tal vez, un vaso de agua solamente  o quizás les preparó un mole o algo mas complicado. Lo cierto es que de la cama ella  saltó al servicio y lo que en un principio al leerlo nos muestra un escenario oscuro y silencioso ahora se llena de ruido y alegres vaivenes provocados por esta anciana mujer.

Qué maravilloso es tener a un Dios como el nuestro para quien el género  y la edad no son un obstáculo . En su casa hay lugar para todos y todos podemos ser útiles. Él, nos ve y sabe lo que nos aqueja y como curarlo.

Querido lector: La casa de Dios, tu vida y la comunidad en la que vives no funcionan igual sin tu servicio dedicado al Señor.¡ Hay tanto por hacer! ¡Tanta necesidad que nos rodea! El mejor servicio a Dios es el que no busca ser recompensado con nada. Busca servir en el voluntariado. Si Dios ha hecho algo por ti, tienes que hacer algo por Él através de tu servicio a otros como lo hiciera la suegra de San Pedro y si tu salud no anda del todo bien permite que Él  toque tus manos y te libere del mal.

Sirvan de buena gana, como quien sirve al Señor y no a los hombres”

Efesios 6:7 NVI

 

Vitamina D

enero 15, 2016

12517015_10205632519354696_865078160_o

Porque ya no me cuezo al primer hervor,  y porque lo esencial es invisible a los ojos me fue necesario visitar al doctor en dias pasados.

De modo que ahí me tienes sentada en la sala de espera del consultorio aguardando a que llegara el Sr. Doctor.

Después de varios minutos hizo su aparición saludando rápidamente para luego sentarse  frente a la computadora  y  revisar mi expediente. Pasados varios segundos me dí cuenta que el doctor tenía la gracia del zancudo: por momentos hacía una aparición repentina para hacerme alguna pregunta y luego, apenas quería yo ahondar en la respuesta, se desaparecía detrás de la enorme  pantalla cortando así toda posibilidad de sacar a luz todos mis males.

-Dígame, señora…..Samayari , ¿Cómo se ha sentido últimamente? ¿Algún cambió?

– Es Samayoa, y no es mi apellido sino el de mi esposo, así es que no es mi culpa.- Ambos sonreímos–

-…..Pues así que digamos cambio, cambio……¿Cómo cual?

– Lo que quiero saber es si se ha sentido en algun modo diferente señora Samoyoare.

-Samayoa. – Le corregí con delicadeza- Pues no, realmente no…..ahora, que si se refiere a…..bueno, que ya pasé de los 45  y que es muy probable que la meno…

– ¡No la nombres! Que si la llamas se te aparece…..

En ese momento los dos soltamos la carcajada pues fue obvio que ni el quería ser tan directo y yo no quería ¡ni nombrarla!

Ahora bien, no pretendo contarte en este espacio el nivel de mis hormonas porque yo considero  que ese tema solo lo he de tratar con el Dr. y en momentos desesperados, con Dios. Tal vez pienses que soy anticuada, pero para mí es de mal gusto dar a conocer con lujo de detalles a medio mundo a través de las redes y de blogs como éste los síntomas de la menopausia.  ¿A quién le importa?

– Pues bien, señora Samiyeo…

– ¡Samayoa!- Insistí.

-… los resultados de sus examenes arrojan  que esta usted baja de vitamina D.

Debido a que era obvio que el Dr. tenía un problema con las letras y para estar segura le pregunté,

-¿Vitamina E?

-Vitamina D, con “D” de Dios señora Sameyouri.

En fin……

Salí del consultorio tarareando “ Te hacen falta vitaminas” y  preguntándome solo dos cosas. La primera,  qué tan malo sería estar baja de Vitamina D;  y la segunda, si el doctor sufriría de algún tipo de dislexia.

Como ya te podrás imaginar al llegar a casa indagué sobre dicha vitamina  y descubrí primeramente que la palabra vitamina proviene del Latin Vita, que significa “ Vida.”

Fue interesante descubrir que había sido obvio para la raza humana-desde los tiempos más primitivos- que los diferentes alimentos tenían influencias buenas o malas para la salud; sin embargo,  fue hasta el final del siglo XVIII cuando Lavoisier exitosamente demostró que los seres humanos y los animales eran una especie de  máquinas térmicas cuyo combustible eran precisamente los alimentos. Y finalmente aprendí que fue hasta antes de la primera guerra mundial cuando se logró aislar la vitamina A, y en 1919 la vitamin D fue decubierta por  Sir Edward Mellanby. Descubrimientos que mas tarde traspasaron las paredes de los laboratorios y se convirtieron en un tema político en Inglaterra al descubrir que el 41 por ciento de sus militares teoricamente en su mejor momento físico, resultaron no solo en mal estado de salud sino no aptos a causa de la desnutrición, ya que la falta de vitamin D da como resultado la descalcificación de los huesos, caries dental y hasta raquitismo.

De ahí  su importancia para el crecimiento, la salud, el metabolismo y el bienestar físico ya que es vital para la absorción del calcio y el fósforo en los huesos; también, fomenta la normal contracción  de los músculos y apoya el sistema nervioso.

La vitamina D se encuentra en pequeñas cantidades en el atún, el salmón, las sardinas y los lácteos. Pero principalmente  es fabricada por nosotros mismos ya que es sintetizada por la piel  cuando ésta se expone a los rayos del sol.  Razón por la cual, además de recetarme varias unidades de vitamin D el Dr. me sugirió tomar el sol unos minutos diariamente:

“¡Expongase al sol señora Samayurra! Es todo lo que necesita.”

 

El Salmo 84:11 dice “El Señor es sol y escudo; Dios nos concede honor y gloria. El Señor brinda generosamente su bondad a los que se conducen sin tacha.” (NVI)

Es maravilloso saber que nuestro Dios es sol  y que nos da vida con cada salida del astro rey  literalmente hablando.

Sin su intervención, no tendríamos alimento en nuestras mesas  pues la agricultura sería un fracaso . Los seres humanos necesitamos ser muy necios para no reconocer, que  con cada respiro que damos, Dios nos dice: Yo Soy, y tu existes gracias a mi. Pero aun mas, Él es Sol de Justicia y al exponernos ante su presencia  recibimos sus rayos de esperanza  y luz para andar los caminos mas oscuros.

Estar en contacto con Dios nos protege de las enfermedades del alma pues el calor de la presencia de su Espíritu es capaz de derretir el corazón más duro. La carencia o insuficiencia de  su presencia nos ocasiona graves trastornos: nos envejece, nos descalcifica  y no nos permite avanzar  ni pelear  las batallas que se nos presentan en la vida para alcanzar  el honor y la  gloria que sólo el Señor nos  ofrece .

Como muchos otros salmos éste nos habla de la peregrinación del pueblo de Israel y de su deseo por  regresar a los atrios de Dios (Vr. 1-2) Deseo que debemos hacer propio ya que  reconocemos que solo somos peregrinos en este mundo el cual no es de ninguna manera nuestro hogar sino hasta que lleguemos a su templo o morada celestial. Mientras tanto el nos dará las fuerzas dia con dia para alabar y bendecir su nombre ¿Qué mejor lugar hay para recibir una buena dosis de vida eterna que sus atrios?

¡Que  asombroso es saber que el sol, tan lejano de nosotros nos dé calor y vida! Así es nuestro Dios, Poderoso , Omnipresente, Inmutable.

Si te sientes morir, si deseas crecer, si dentro de tus propósitos de año nuevo esta el mantenerte en forma, mejorar tu salud y cambiar tu estado de ánimo, lo único que necesitas es tomar unos minutos al dia para en contacto con Él a través de la lectura de su palabra y la oración.  Obtendrás como resultado a Jesús mismo viviendo su vida a través de tu piel y también, vitamin D, “con D de Dios.”

“Esto infundirá salud a tu cuerpo y fortalecerá tu ser.”  Proverbios 3:8

 

 

 

 

Oración de una mujer antes de dormir.

febrero 7, 2015

Te pido me concedas un hombre guapo,inteligente, cariñoso y fuerte.  Además….

Que sea compositor y poeta,sepa de albañilería, plomería, pintura y carpintería.

Que tenga un maravilloso sentido del humor y que siempre me haga reír.

Que por horas escuche lo que tengo que decir, que piense antes de hablar y me diga solo la verdad.

Que le guste mi familia y mis amigas.

Que no ronque y que orine sentado o que no moje el W.C.

Que cuando prometa llamarme no me haga esperar y que llegue a la hora acordada a casa.

Que yo sepa siempre donde esta.

Que me compre flores, regalos, me dedique canciones y me lleve serenata.

Que cuando diga “vamos a salir” me dé  3  ó 4 horas para arreglarme y que se desmaye emocionado cuando me vea.

Que comprenda que lavar los trastes me despinta las uñas y que la comida que venden afuera tambien es nutritiva.

Que tenga un excelente empleo para que no trabaje tanto y  así, cuando me gaste todo su dinero no se moleste.

Que jamás se olvide de nuestro aniversario y mucho menos de mi cumpleaños y que planee con tiempo algo especial para celebrar.

Que en la mesa me retire siempre el asiento, me abra la puerta del auto, sepa darme masajes en la espalda y que siempre me vea flaca.

Que no mire a ninguna otra mujer cuando vamos en el auto.

Que me diga que soy la mas hermosa y reconozca lo suertudo que fue de encontrarme y que este hombre me ame hasta la muerte, Amén.

ORACION DE UN HOMBRE ANTES DE DORMIR.

Mándame una vieja obediente, que sepa cocinar, limpia y muda….Amén.

-Anónimo.

Drive Thru.

enero 21, 2014

DSC_6823

El Drive Thru o  las ventanillas de autoservicio es el tipo de servicio prestado por una empresa que permite a los clientes tener acceso a servicios y a la compra de productos sin tener que salir de sus autos. Al parecer el concepto fue iniciado en los Estados Unidos en 1930, el cual -como ya sabemos-  se ha extendido a muchos países.

Según los registros ,el primero en utilizar la ventanilla de servicio  fue  The Grand National Bank of St. Louis, Missouri  en cuyo  cajero  sólo permitía hacer  depósitos .  Después,  diversas compañías o incluso centros de entretenimiento adoptaron la idea para impulsar sus negocios y abrir sus puertas respectivamente;  tal es el caso del primer autocinema  en 1933. En nuestros días podemos disfrutar de este servicio que va desde comprar la comida, depositar la correspondencia  y recoger las medicinas  hasta llegar incluso el extremo de ir a la iglesia y  presenciar  una boda o un funeral, sin tener que salir del automóbil.

Una de las compañías que ha impulsado este servicio con gran éxito en los últimos años ha sido Starbucks quien ha reutilizando  contendedores de transporte para la construcción de sus nuevos locales, los cuales además de ahorrar costos facilitan su ubicación para que de este modo y entre otras personas, cada prófuga de la cocina que  trabaja fuera de casa  pueda disfrutar “de pasadita-“ de un rico café y algo mas cada mañana.

En Mateo 21:18-22 encontramos un relato en el que  una mañana Jesus tuvo hambre cuando iba de regreso  a la ciudad de Jerusalem; y de la misma manera que tu y yo nos acercamos cuando vemos el letro de “abierto”, Jesus se acercó al ver  una higuera llena de hojas que estaba cerca del camino  para comer algo de pasadita, pero  no encontró nada.

Los higos, con su alto contenido de azúcar eran una buena elección para comenzar el dia. Los expertos nos dicen hoy que consumir una cantidad moderada de azúcar por la mañana  nos dará energía y nos evitará el deseo de  querer consumirla mas tarde, lo  que probablemente nos haga mas mal que bien.

Los estudios nos  demuestran  también que la higuera es originaria de Asia occidental  y que se fue distribuyendo mas tarde por todo el mediterráneo. Los higos eran  muy populares  en esa región y formaban parte de la dieta tanto de ricos como de pobres.  Junto con la vid, la higuera era símbolo de paz, libertad y prosperidad. Hoy los podemos degustar  tanto en platillos dulces como salados.

Pero, ¿Por qué no encontró Jesús higos? Para comprender mejor este hecho debemos  saber que  el hábito normal de la higuera es que la fruta principia a formarse en el árbol tan pronto como aparecen las hojas. También las hojas y el fruto desaparecen al mismo tiempo. En el caso que nos ocupa la higuera aparentaba tener frutos por que tenía muchas hojas; sin embargo, no los tenía porque no era tiempo de higos.

¿No sabía Jesus que no era tiempo de cosechar higos?  Veamos…..

El momento para ser aprendido  estaba cerca y hasta ese momento Jesus sólo cuenta con  un grupo no muy prometedor de discípulos,a quienes les ha enseñado a orar y a llevar el evangelio. A parte de los discípulos, le siguen multitudes que se complacen en escucharle, que le siguen porque les da de comer o porque solo quieren  experimentar sus milagros.  Al acercarse a la higuera y buscar fruto ¿Estaría Jesus acaso  pensando en Judas quien después de  3 años de caminar  con Jesus al final fue solo hojas y no dió el fruto que se esperaba de él ? No podemos saber con seguridad si estaría pensando en Judas. De lo que si estamos seguros es que el Creador del universo sabía perfectamente  de la condición de la higuera, de Judas y del pueblo judio. Es por eso que este acontencimiento ha sido considerado como  una acción simbólica que Jesus realizó  con la finalidad de mostrar   la desilusión que causó en El la nación judia y por ende, el futuro de ésta. El pueblo judio que había sido creado para que el Mesias viniera pero que al no  reconocerle  como tal, estaba a punto de llevarle a la cruz.

“Nunca jamás nazca de ti fruto” Fueron las palabras de Jesus ante tal situación, y luego la higuera se secó. Sin duda, un pasaje considerado por muchos difícil de abodar  debido precisamente a la desilusión y después al enojo que Jesus experimentó. Sin embargo aprendemos del Maestro  en primera instancia que  el enojo ante una promesa incumplida puede ser proyectado. No obstante, para algunos el comportamiento de Jesus nos causa problemas porque nos gusta ver a Jesus rodeado de niños, abrazando a una oveja y sanando a los enfermos pero no maldiciendo una higuera.  Pero si estamos en serio y buscamos un poco mas del carácter de Jesucristo encontraremos en El a un ser humano completo y al mismo tiempo a Dios. Te sugiero ver este pasaje a la par de Malaquías 3:9-10 en donde Dios maldice al pueblo  por robar al no traer los diezmos al alfolí y Mateo 25:41 cuando Jesus describe el momento en el que Dios juzgará a todo ser viviente.  En este pasaje Jesucristo muestra su autoridad con este hecho  y nos dice que  la higuera llena de hojas y sin fruto es una advertencia para quienes aparentan ser fructíferos pero no los son. Así como hay personas que transforman en trabajo verdadero, el hacer que los demás vean lo bien trabajan, y así como hay quienes con su religiosidad llaman la atención de todos aparentando estar cerca de Dios;  como la higuera, cualquier persona o cosa  inútil, esta condenada al fracaso y a ser eliminada. Al final Dios los maldecirá y se secarán.

Por otro lado, la pregunta  para quienes siguen la voluntad de Dios,  trabajan con ahínco y ni siquiera pueden cosechar un higo como Jesus es ¿Cómo seguir creyendo en medio de tanta oposición y aparente fracaso?

Los sufrimientos de años en un matrimonio que no termina de cuajar, el  sacrificio realizado para que los hijos estudien y sean profesionistas, las horas extras en el trabajo, el esfuerzo por elevar nuestra propia educación académica sin lograr obtener el puesto deseado y  los años de amistad compartidos que solo cosechan traición y zafiedad pueden ser  ejemplos de  todo aquello que tal vez  hemos realizado sin  cosechar nada y que nos ayudan a identificarnos con la desilusión que Jesus experimentó en este pasaje. Es por eso que después de secar la higuera la escritura nos presenta a Jesus hablando de nuestra necesidad de orar con fe,

“Les aseguro que si tienen fe y no dudan —les respondió Jesús—, no sólo harán lo que he hecho con la higuera, sino que podrán decirle a este monte: “¡Quítate de ahí y tírate al mar!”, y así se hará. Si ustedes creen, recibirán todo lo que pidan en oración. “

A través de la oración, nuestra incredulidad es vencida. Porque ya no tratamos de actuar como dioses queriendo estar en control de todo, sino actuamos bajo Su dirección y esperamos que lo imposible se realice. Mas tarde,  la higuera recordaría a los discípulos que en el poder de Dios podían vencer cualquier obstáculo.¿No fue eso lo que el Maestro hizo? A pesar de la traición, a pesar de la propia incredulidad de sus discípulos y de la corrupción de las instituciones, éstas se secaron y el evangelio es predicado hoy  en todo el mundo. De igual manera, encontramos también en la historia del cristianismo a grandes hombres para  quienes  la tarea fue difícil pero jamás imposible porque tuvieron fe y no dudaron.

O.H. Hallesby dijo: “Sin fe no puede haber oración , no importa cuan grande sea nuestra impotencia . Solo nuestra incapacidad unida a la fe produce oración. Sin fe nuestra incapacidad sería solamente un grito de angustia en la  noche. “ La única manera de lograrlo es ser honestos con El y dejar que Dios intervenga  a través de la fe.

¿Esta nuestra vida llena sólo de hojas ? ¿Somos cristianos de apariencia?  Con su ayuda podemos no sólo ser verdaderos cristianos, sino verdaderos padres, hijos,amigos,estudiantes y trabajadores.  Jesus tiene hambre despúes de haber mostrado su misericordia con nosotros y viene  a buscar cada mañana “de pasadita”  algún fruto que podamos ofrecerle y no tan sólo hojas.

 “…No quedan racimos de uvas para comer, ni esos higos frescos que tanto me gustan. Ya no quedan hombres fieles en la tierra; no quedan personas honestas.” Miqueas 7 1:2

¿Por qué Ana no quiere comer?

noviembre 12, 2012

Una madre  preocupada, oraba fervientemente para que su hija entrara a la universidad. Al acercarse la fecha límite su preocupación se acrecentaba pues su hija no parecía tener una real oportunidad de ingresar. Decidió entonces comenzar a ayunar y a orar con mas fervor.  Un domingo antes de la fecha   pidió a los miembros de su congregación le ayudaran a orar.  Los dias pasaban lentos sin recibir la tan ansiada carta de aceptación. Pero en uno de esos dias, mientras cocinaba el almuerzo, sonó el teléfono. Era su amiga Brenda quien le contó entusiasmada que su hijo  había sido aceptado en la misma escuela a la que ella pretendía que su hija ingresara. Cuando terminó la conversación telefónica, se arrodilló y le rogó a Dios con todo su corazón,  “Señor, cómo puede ser posible que el hijo de los Gutiérrez haya sido aceptado y mi hija no? ¿ Qué dirá la gente si no es aceptada? Atiende a mis ayunos y ruegos; ¡No permitas que se burlen de nosotros  nuestros enemigos!…”  Después de orar unos minutos en la misma dirección se dió cuenta que sus motivos estaban llenos de orgullo y deseos carnales. ¿Contestaría Dios una oración así? La Palabra de Dios nos ofrece una guía acerca de cómo orar en estos casos.

Los capítulos 1 y 2 del primer libro de Samuel nos narran  la oración y la  historia de Ana una mujer que por ser estéril es  motivo de las constantes burlas por parte de Penina, su rival.

Algunos  comentaristas nos refieren que Ana se había casado con Elcana y al no poder darle hijos, Elacana decidió tomar como segunda esposa a Penina. En aquellos tiempos la poligamia era aceptada en la sociedad aun cuando nunca fue, ni ha sido,  el plan divino;el sufrimiento y los problemas consecuentes a este tipo de relación los podemos observar en las diferentes parejas bíblicas que mantuvieron esta situación. Uno de los problemas frecuentes en una relación poligámica de aquel tiempo- y de ahora- son los celos. La paz se disipa y la competencia entra en juego. Este era el caso de Penina quien a pesar de haberle dado hijos a Elcana no contaba con el amor que él, le profesaba a Ana. Las crueles burlas y  humillaciones  que  Penina vertía sobre Ana se convirtieron en una agonía para ella. Tanto, que Ana no deseaba comer.

Cada año Elcana y su familia acudián religiosamente para guardar las fiestas nacionales en Silo. En ellas adoraban a Dios y presentaban sacrificios. Pero ese año, la desesperación que Ana vive  por causa de la esterilidad la lleva al límite. Además de Penina, Ana es señalada por la sociedad y parece estar destinada a una vida gris. Al parecer jamás sabrá de los apuros y desvelos que producen la crianza de un hijo. Pero sobre todo, no tendra la oportunidad de ofrecer un futuro para el pueblo de Israel; el sueño de ser la madre escogida por Dios para engrendar al Mesías, se extinguía poco a poco. Lo único que la sotiene es la esperanza en el  Dios todopoderoso.

Elcana le ruega que coma, pero ella se niega porque la dimensión de su sufrimiento y tribulación han llegado a tal punto que no se puede compartir en la mesa. Ella  ha decidido orar y ayunar en total libertad. Ana no quiere que Dios sea tan solo un rumor para ella, una liturgia, una oración que hace solo cuando se siente triste. No puede contenerse mas y sin embargo, ante la insistencia de su esposo Ana come  y  se levanta de la mesa. A solas y dominada por el llanto, llega a las puertas del templo para derramar su corazón. En su oración, no se resigna a vivir una vida a medias, lo quiere todo. Por eso hace un voto a Dios. Dios la escucha y le concede lo que pide.

Ahora bien,¿Cuánto tiempo pasó para que la oración de  Ana fuera contestada? No lo sabemos con certeza.  Pero podemos decir que pasó el tiempo suficiente  hasta el dia en el que ella  comprendió que si Dios haria el milagro no sería para contestar a una oración egoísta que  humillara  Penina. Con los años la petición de Ana se fue transformando en mas que en simplemente tener un bebé en sus brazos, hacer feliz a su esposo y en  ponerle un fin a las burlas. Era un sueño que trascendía mas allá de ella misma. Ana oró hasta que sus motivos fueron completamente puros. Este es el beneficio de las oraciones que tardan en ser contestadas. Mientras mas oramos vamos descubriendo que Dios quiere que seamos parte del proceso ayudándonos para  hacer  a un lado nuestro ego, para purificarnos y de este modo, Su nombre sea glorificado. Ana lo describe así, ” No multipliquéis palabras de grandeza y altanería; cesen las palabras arrogantes de vuestra boca; porque el Dios de todo saber es Jehová, y a él toca pesar las acciones”. (1.Samuel 2:3)

Es en el momento mismo de la oración en donde Ana descubre sus carencias y en donde recibe la respuesta afirmativa, en donde dialoga y pacta con Dios; donde derrama su alma y promete  dedicar  al hijo que Dios le diere todos los dias de su vida.  Solo  entonces, Ana regresa, come y no esta ya  mas triste porque ha dejado atrás cualquier rastro de  pensamiento negativo, orgullo y falta de fe. Hay una nueva Ana porque en la oración ella es liberada. Ya no es solamente lo que Dios le puede dar, sino lo que ella le puede dar a Dios.

¿Son nuestras oraciones así?

Por lo regular pedimos aquí y allá, esto y lo otro. Pero no le decimos a Dios: “Yo te voy a dar de regreso lo que tu me has dado”. Me ha llamado la atención  cómo Ana le pide a Dios algo que no quiere solo para ella, sino que se lo pide porque piensa  regresárselo.¡ Que maravilloso es encontrar a esta mujer con una oración tan singular!  ¿No es lo que nos enseña Jesus en su parábola de los talentos?  Si Dios nos da un carro, ¿Lo usaremos para su gloria?; Si Dios nos da un hijo,¿ lo guiaremos a sus pies?; Si Dios nos devuelve la salud,¿ viviremos para El? Dios no solo espera nuestra petición, también espera  nuestra respuesta.

En su grandeza, Dios  le da un hijo a Ana y  un profeta al pueblo. Ella, se dedica a infundir en el pequeño Samuel el amor y la entrega al Dios de quien depende su vida. A El se deben por completo.

Samuel fue la respuesta a una oración. Una respuesta,  que  además aprendió a escuchar el llamado de Dios desde pequeño y que   creció para ser un hombre de oración que intercedió a Dios por el pueblo. Pero los Samueles no se dan así porque si. Como bien lo dice E.M. Bound ” Los Samueles que oran provienen de las Anas que oran”  Que oran obedeciendo a la voz de Dios en medio de la oración y que no la reducen a una mera letanía o ritual  y nada mas. No por nada en esta porción de la Escritura( 1:3) es la primera vez que se menciona el nombre de Dios como Yahweh Sabaoth, el Nombre que combinado expresa en extremo la soberanía de Dios. El es Soberano y debe reinar incluso en medio de nuestra oración.Es ahí donde le preguntamos a Dios cómo nos conviene orar y su Santo Espíritu intercede por nosotros.

Cuán simple resulta para algunas madres y padres de hoy  decir:” Dios me ha dado un hijo;  así como se lo pedí, así me lo dió” y pierden de vista que la verdadera bendición de ser fecundo no consiste en dar a luz un hijo,para presumirlo como Penina, sino para criarlo como Ana de tal manera que su vida honre al Dios que nos ha dado el privilegio de procrearlo; como ella expresó: “porque se lo pedí prestado”. En otras palabras,me lo diste en pureza, te lo regresaré igual; porque esa es la condición para entrar en Tu reino: vivir en santidad aquí, para poder vivir en la santidad de allá .Para eso debemos dedicarnos como bien lo hizo la devota Ana en cuyo canto expresa con alegría, “No hay Santo como Jehová”(1Sam2:2)

Cuando se llegó el tiempo requererido Ana cumplió su promesa y  trajo al pequeño Samuel ante el sacerdote Elí testificando: “Por este niño oraba”,  adora y eleva su oración y cántico  de gratitud.

¿Cómo regresó Ana a su casa después de haber entregado a Samuel? ¿Qué hizo cuando vió sus juguetes? Podemos estar seguros que el vacio que dejó Samuel  lo llenó ella de gratitud, de cantos, de risa y recuerdos porque Samuel se había conviertido  en el eslabon que unía a Ana y mas tarde a toda la familia con Dios. Ha sido  una dedicación total que la ha  llevado  a alcanzar un entusiasta autosacrificio que borda túnicas  para Samuel,quien se ha convertido tambien, en la promesa de la  voz de Dios al ministrar en la presencia de Jehová. Mas tarde leemos que el sacerdote Elí ora por Elcana y Ana y ellos engendran cinco hijos mas.

De este pasaje podemos  aprender que  una persona atribulada- como lo fue Ana- será afectada físicamente  pero al mismo tiempo a través de la oración, tendrá la oportunidad de destruir la vanidad y  los pensamientos de autosuficiencia. Que Dios esta listo a darnos lo que deseamos cuando hayamos quitado el objeto de nuestra oración del centro de nuestro corazón y lo hayamos depositado por completo en sus manos. Los ingredientes de una oración así son la devoción,la fe,la  dedicacion y la determinación.

Dios no contestó la oración hasta que Ana descubrió que la raiz de sus tribulaciones y pesares estaban dentro de ella y que solo Dios que mira el interior podia ayudarla. Ana por su parte, no comió bien hasta que se aseguró que su oración habia sido por fin refinada.

“…Pero los que estaban hambrientos dejan de estarlo.” 1 Samuel 2:5


A %d blogueros les gusta esto: