Prófuga de la Cocina.

Tus instintos asesinos se activan cuando te preguntan: “¿Qué hiciste de comer hoy?” ¿Sabes de alguien que odia cocinar? Si tu respuesta es afirmativa, entonces este artículo es para tí.

Mi hogar había sido un lugar en donde siempre reinaba la armonía en todo su esplendor excepto a la hora de comer. Por alguna razón, yo experimentaba una extraña sordera cuando mi esposo e hijos exclamaban: “¡Tenemos hambre!” Creo que  para la mayoría de las personas esto no significa nada, pero para las que hemos odiado cocinar, puede ser el momento más terrible de tu día.

Primero, porque es una mala costumbre comer tres veces al día.           Apenas te estás levantando de desayunar y ya te preguntan tus hijos : ¿Qué vamos a comer mami? Todavía no terminas de lavar las ollas de la comida y ya te pregunta tu esposo : ¿Qué vamos a cenar cariño? No has apagado la estufa después de la cena y te preguntas: ¿Qué almorzaremos mañana? Como si fuera poco, tu sueño tranquilo se convierte en una pesadilla al soñar con un pollo con papas que se desliza y brinca del sartén bailando reggaeton.

Segundo, porque la imagen que se nos ofrece de una cocinera es siempre una gorda sudorosa probando cuanto plato se le pone enfrente.

Otra razón de peso es que cocinar apesta.  Apesta tu ropa…tu casa…y si se te queman los frijoles apestará el vecindario entero.

¿Y qué decir del abuso verbal, presión e injusticias que se sufren?

Tu mejor amiga te dice:

-“A tu suegra le queda mejor el caldo Tlalpeño”

Tus hijos te reclaman:

-“Porqué no le pides la receta a la mamá de Pablito? Ella sí que cocina rico!”

Tu cuñada te presume:

-“No sé cocinar…pero les preparé: Italian Risotto, Karpacho de Salmón y de postre.. Crème Brûlée!”

Tu jefa te halaga:

-El café instantáneo que preparaste estaba delicioso!

Tu suegra te advierte:

-“¿No sabes cocinar la langosta? Mi hijo fue lo primero que comió al nacer!”

Tu esposo te consuela:

-“Ya no llores mi amor…no quedó muy duro…aunque ahora podremos detener la puerta de hierro con el pastel!”

Cocinar, te quita tiempo útil….para ir de compras, para hablar por teléfono con una amiga que hace mucho (dos días) no ves, arreglarte las uñas y estar al tanto del mundo actual por medio del internet,chat y demás maravillas.

Ahora que, si trabajas o no sabes ni hervir el agua, el problema se vuelve color chile de árbol.

Me confieso que por muchos años fuí una prófuga de la cocina.

No me mal entiendas…desde que me casé he cocinado y no lo hago mal. En mi caso no hablo de no saber o de no hacer, sino de no querer.

Un día feliz mientras tenía mi devocional, tropecé con el pasaje  bíblico de San Juan 21:1-14; cuando Jesús, después de su resurrección se aparece a sus discípulos y les prepara un delicioso pescado a las brasas.

Al momento imaginé al maestro comprando el pan, limpiando el pescado de toda escama, y poniéndolo sobre las brasas que ya había preparado con anterioridad.

Está demás decirte que me sentí muy conmovida. ¿No podía El Creador del Universo haber hecho el milagro de que se sintieran satisfechos sin que El les hubiera tenido que cocinar? La respuesta es no. No por falta de su poder, sino por abundancia de su amor.

Ponemos algo de nosotros cuando cocinamos para alguien más. Nuestro sazón, nuestro sello, nuestro tiempo y nuestro amor. Me dí cuenta de que Jesús siempre estuvo al tanto de que la gente comiera o de que no se fuera sin comer.

Hace algunos años conocí a una dama que salía todos los días para hacer trabajo voluntario y de compasión en un comedor público perteneciente a la iglesia de la que ella era miembro, sin embargo, sus hijos y su esposo se quejaban de estar mal alimentados y de comer lo que podían. ¿Cuántos esposos e hijos de mujeres “devotas” preferirían que ella comenzara  a practicar la compasión con ellos?

El día se acerca en el que habrá un gran banquete en el cielo. ¿Quién cocinará? Jesús será el anfitrión.  Mientras tanto, quiero cocinar para Jesús y mi familia.

“Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer…”  Mateo 25:35

22 comentarios to “Prófuga de la Cocina.”

  1. Lluvia Soto Says:

    Querida Sonia – te felicito. Te tiraste al agua, !bien hecho! Espero seguir viendo tu progreso. Sigue adelante!

  2. maria rincon Says:

    hermana sonia esta muy bonita su reflexion, tiene todo el sason y
    el humor de los hidago ;y esto no es una receta de comida, pero es
    una gran receta de uso diario. FELICIDADES.

  3. soniahgo Says:

    Amada LLuvia,
    Agradezco tu comentario, tu amistad y el haberme animado a tirarme al agua.

  4. soniahgo Says:

    Gracias Mary por tu comentario.
    Ver vidas cambiadas por el Señor como la tuya son parte de mi motivación.

  5. Rubén Castillejos Says:

    Creo que has tocado un área que para algunas mujeres ha sido como una especie de viacrucis y que he podido cerciorarme de que no siempre salen bien libradas, un enfoque que anima a realizar ésta, y algunas otras tareas domésticas, que aparentemente nunca se les da su real valor por los que vivimos en casa. Felicidades
    P.D. Trato de imaginarme al pollo bailando regaeton.

  6. Lidia Says:

    Prima!!!!!!!!!!tu eres de las mias por algo somos familia. Me has hecho reflexionar pues al igual que tu’, no me gusta cocinar! y todavia despues de 41 anios de casada y de cocinar!!!!!!!!!! sigo pensando que eso no es para mi’. Con lo que has escrito me has hecho reflexionar, y si, me doy cuenta que el alimentar a mi familia ha sido una tarea ardua, pero confortante, pues a pesar de que mis hijos cuando vivian con nosotros decian que mi comida estaba muy buena, siempre dude, pues la verdad “no me gusta cocinar”.Ahora al leer tu blog, me doy cuenta que Dios en su amor hacia nosotros nos ha dado ese regalo de alimentar a los suyos, no solo fisicamente sino espiritualmente. Gracias prima.

  7. soniahgo Says:

    Ruben,
    Gracias por tu ayuda y comentarios.
    Durante los ultimos años, Dios me ha estado ayudando a encontrar su propósito para mí en las cosas cotidianas y que parecen ser de poco valor.

  8. ALMA HIDALGO Says:

    NO MANCHES !!!!!!! SIMPLEMENTE LEER ……..COCINA……….ME DA FLOJERA CASI 25 AÑOS DE CASADA Y SIGO COMPRANDO LA COMIDA HECHA!!!!!!! LA COCINA NO ES LO MIO!!!! Y CREO QUE NI LO SERA!!!
    TU CITASTE .. JUAN, MATEO…. YO PREFIERO CITAR 1 CORTINTIOS 12:28 Y A UNOS PUSO COMO APOSTOLES,, PROFETAS , MAESTROS, ETC. ETC…. Y LA VERDAD……..A MI SE ME DA MEJOR DAR EL ALIMENTO …. PERO EL ESPIRITUAL!!!!!!!!
    ES VERDAD QUE EL MEJOR EJEMPLO ES JESUS Y CARAY HASTA PARA LA COCINA ES EL EJEMPLO A SEGUIR…… NO HABIA PENSADO Y MENOS REFLEXIONADO EN ESO….(HOY APRENDI ALGO DE MI JESUS)
    Y LA VERDAD DE ESE GRAN BANQUETE EN EL CIELO ANSIO SABORAR LOS MANJARES QUE HAYAS PREPARADO CON JESUS….
    YO???? CONFORMATE CON QUE LLEVE EL POSTRE !!!!!!!

    FELICIDADES HERMANA…. TE AMO !!!!!

  9. soniahgo Says:

    Querida Prima,

    Considero que siempre nos será más fácil vivir la vida cristiana con los de afuera del hogar….pero el reto es vivirla adentro y día a día.
    Gracias por tu comentario y apoyo.
    Te quiero mucho.

  10. soniahgo Says:

    Hermanita,

    El disgusto por la cocina nos fue heredado! Pero también el buscar ser como Jesús. Me da alegría saber que pude ser parte de un nuevo aprendizaje. En cuanto al banquete en el cielo, Jesús será el anfitrión y tú y yo, invitadas de honor junto con todos los redimidos. Que así sea.
    Muchas gracias por apoyarme siempre y por tu amor.
    Yo también te amo a tí ♥

  11. Laura Bandala Says:

    Querida Sonia,

    Me encanto tu blog, pense en muchas cosas pero me vino a la mente tu mama , por supuesto Raquelito y yo nos la pasamos comiendo y si recuerdas a ella no le gustaba cocinar, sin embargo siempre habia comida en su casa , ella me dio de desayunar durante anos, epecialmente durante mi embarazo de Andrea. Nuestras conversaciones siempre fueron en la mesa tomando cafe y pan con queso o alguna galletita . Disfrute tanto de su compania y sus platicas en las que siempre estaba presente nuestro Dios y la Biblia, recuerdo con mucho carino esos lindos anos en que fuimos vecinas y grandes amigas y no era tan importante lo que comieramos y si ella lo habia preparado o no , sino la forma en que ella cuidaba de todos los detalles y de estar siempre presenten para su familia y todas las personas que estaban en su vida. Asi que no te sientas mal si no te gusta cocinar, cuenta mas el amor que le das a tu familia en esos momentos al estar cominedo y disfrutando de su compania y carino.

    A mi me gustaba mucho cocinar pero ultimamente estado pensando en retirarme pero no de trabajar sino de la cocina!!

    Un Abrazo, Laura B.

  12. soniahgo Says:

    Querida Laura,
    Agradezco muchos tus palabras. Esta demás decirte que el cariño fue mutuo, mi mamá te quiso mucho. Yo también guardo recuerdos bellos de tí y de tus hijitas, especialmente de Alejandra, era tan linda!
    Que bueno que te gusto el blog y espero que seas una visita frecuente ya que estaré escribiendo acerca del evangelio desde la cocina.
    Te envio todo mi cariño.
    En El,
    Sonia*

  13. Laura Ann Says:

    Sublime!!! Me intersaba del principio hasta el fin, Sonia! Te felicito porque este articulo va a hablar a muchos, como a mi…..bien escrito..agarra la atencion inmediata del leador….Wow!! Your article grabbed my interest from the beginning and held it all the way through. Congratulations, Sonia!! It is very well written and will grab the attention of many, as it did me….thank you for a humorous, down-home and biblical story….keep them coming. I’m expecting a lot from you, now, my friend.

  14. Laura Ann Says:

    Me olvidé de mencionar … que realmente ha puesto el dedo en la cabeza, la historia realmente golpeó a casa conmigo. Gracias por la atención tan necesaria para abrir los ojos (o debería decir el corazón?)!

  15. soniahgo Says:

    Muchas gracias Laura!
    Agradezco tu apoyo y tu amistad.

  16. Ari;) Says:

    bueno.. pues como 3era generacion herede lo de ser “profuga de la cocina” sin embargo creo que es tiempo de romper con esa “maldicion” hehehehe aveces es importante lucirnos hasta en esos aspectos no?? sobretodo cuando piensas en casarte.. ya estandolo te olvidas.. como el dicho.. “Prometer hasta meter.. ya metido TENGA lo prometido” hehhe excelente blog!!! me encanta y seguiremos paso a paso tus publicaciones asi como recomendandolos a otros..
    saludos!

  17. soniahgo Says:

    Gracias Ari! Por aqui estare esperando tu visita.
    Saludos.

  18. Estela Says:

    Mi querida Sonia, eres digna heredera de tu mamá, no por la fobia a cocinar, sino por lo ameno y edificante de tus escritos.
    Gracias por hacerme sonreír,reír, reflexionar, agradecer a Jesucristo su amor y cuidado…….y tantas otras cosas.
    ¡FELICIDADES!
    Espero más escritos inspiradores.

    Te quiere y apoyará siempre

    ESTELA (Estelita)

  19. soniahgo Says:

    Estelita (Estela),

    Muchas gracias por tu apoyo, amistad y amor de toda la vida….

    Saludos.

  20. Nora Gómez Says:

    Soni, siempre me haces reir y reflexionar a la vez. Sigue escribiendo eres de bendición!!!!

  21. Eunice Escamilla Flores Says:

    Sonia, gracias por compartir, como siempre de gran bendición. Yo también soy de las que sufre al cocinar, ahora mis hijos están casados, pero cuando llegan los nietos a casa, es un placer atenderlos, y hacerlo con mucho amor. Gracias a Dios que mis hijos nunca se quejaron de las comidas que les preparé. Dios es bueno y nos da exquisitos manjares en esta tierra, no imagino como será cuando estemos con Él disfrutando. Dios nos ayude a permanecer fieles para poder disfrutarlos. DIOS TE SIGA INSPIRANDO, para que sigas siendo de bendición para muchas y muchos, entre ellas yo. Un Abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: