Oda al Pelapapas.

Que nadie te juzgue

por tu apariencia

pues eres compañero,

ayudante,

en cocina

amigo indispensable.

Firmeza y aplomo

son  tu esencia

cuando al empezar la tarea

disposición y acomodo

son tu fortaleza;

compartiendo

siempre espacios

con utensilios especializados.

Peligros

se advierten,

para manos inexpertas;

Solo aquellos

que no te han comprendido

te desdeñan

por un cuchillo.

El tubérculo

no te limita;

pues zanahorias y chayotes

al igual

que otros sabores

te buscan

por montones.

La modernidad

y el cambio

no te angustian;

pues digital o manual

misma labor

has de elaborar.

Nunca has sido

presumido

ni en la mesa

de los reyes

has aparecido.

Tu humildad

valiosa, mas que oro.

Tu misión

la admiración de otros.

Te especializas

en no herir,

en no lastimar;

solo lo necesario

hay que quitar.

Tu delicadeza

y buen tacto

me recuerdan a mí

en manos

del Espíritu Santo;

con esmero y ternura

de mi ser

quita la basura.

No mondando

lo que sirve

lo conserva y aprovecha

para su gloria

eterna.

Vivo feliz

de que estés

en mi cocina

recordandome cada día

la labor

que Cristo

hace en mi vida.

Una respuesta to “Oda al Pelapapas.”

  1. TWETTYGIRL Says:

    WOW, ERES GRANDE TÍA, DEFINITIVAMENTE UNA GRAN BENDICIÓN EN MI VIDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: